Sant Celoni: 93 867 58 22 · Viladecans: 93 658 84 06

Cómo hacer frente a un traumatismo dental

Cómo hacer frente a un traumatismo dental

Un traumatismo dental es una lesión que se produce en la boca y que puede afectar a cualquier parte de esta. Suelen ser muy comunes durante la infancia debido a la actividad física de los niños y niñas.

 

¿A qué afecta un traumatismo dental?

Un traumatismo dental es un problema bucodental que debe tratarse a tiempo, pues sus efectos podrían complicarse si no se reacciona con rapidez. Estos traumatismos, pueden afectar a cualquier parte de la boca, tanto a encías como a piezas dentales, pudiendo llegar a fracturarlas o a provocar una avulsión (caída del diente).

Además, un traumatismo dental no engloba únicamente la fractura del diente, sino que también puede ocasionar lesiones en los nervios interiores. Estas pueden aparecer en el momento del accidente, pero también posteriormente. Por ello, no se debe restar importancia a estos daños y es importante acudir a un profesional cuando ocurra dicha situación.

 

Causas de los traumatismos dentales

Las causas de un traumatismo dental son diversas, aunque la gran mayoría están relacionadas con la actividad física. Así, los motivos más comunes por los que se originan traumatismos dentales son:

  • Sufrir una caída o accidente.
  • Practicar algún deporte sin la protección necesaria.
  • Golpes repentinos en la boca o mandíbula.
  • Poseer piercings en la lengua o labios también puede ocasionar un traumatismo dental.

Aunque es cierto que los accidentes no se pueden prevenir, mantener unos hábitos diarios tales como una buena higiene bucodental o una alimentación equilibrada, ayudará a reducir la probabilidad de fracturas de las piezas dentales.

 

¿Cómo hacer frente a un traumatismo dental?

En caso de sufrir un traumatismo dental o presenciar que alguien lo sufre, se deben seguir ciertos pasos que ayudarán a disminuir las consecuencias del traumatismo y a lograr un mejor diagnóstico y recuperación. Por ello, recomendamos:

  • Mantener la calma. Un traumatismo dental puede parecer alarmante, pues se origina en una zona muy sensible donde suele ocasionar sangrado. Por ello, hay que permanecer tranquilos y continuar con las recomendaciones.
  • Intentar limpiar en la medida de los posible la zona que ha sufrido el traumatismo dental, eliminando así todos los restos de sangre. Para realizar esta limpieza, es recomendable utilizar suero fisiológico o, en caso de que no se posea, agua.
  • Una vez se haya conseguido limpiar la zona afectada, es importante identificar qué tipo de traumatismo dental se ha sufrido. Puede ser que solo se trate de una herida, pero también puede haberse desplazado o fracturado la pieza dental, o incluso haberse caído.
  • En el caso de un traumatismo dental infantil, es conveniente reconocer si el diente afectado es temporal (de leche) o permanente.
  • Guardar el trozo o diente fracturado para que los profesionales puedan examinarlo o repararlo.
  • Acudir a un odontólogo en la mayor brevedad, ya que lo primeros momentos son fundamentales para el tratamiento.

 

 

Tratar el traumatismo dental a tiempo es primordial para lograr una correcta y completa recuperación. Por ello, recomendamos que se visite una clínica dental para que los profesionales evalúen el caso y apliquen el tratamiento necesario.

En nuestras clínicas dentales Vela-Segalà podemos ayudarte en caso de que hayas sufrido un traumatismo dental. No dudes en contactarnos para que nuestro equipo de odontólogos cuide de ti.

Whatsapp la clinica Sant Celoni