Sant Celoni: 93 867 58 22 · Viladecans: 93 658 84 06

Odontopediatría

odontopediatria

Salud dental para niños

La odontopediatría es la especialidad de la odontología que se encarga del cuidado y la salud dental de los niños desde que nacen hasta la adolescencia.

Los dientes temporales o de leche, son la base de los dientes definitivos. Un problema en los mismos debe ser solucionado cuanto antes ya que no solo pueden producirle al niño dolor e infección, sino que pueden alterar el correcto desarrollo de los dientes definitivos.

Inculcar buenos hábitos de higiene oral en los más pequeños y realizar revisiones al menos 2 veces al año será fundamental para prevenir posibles patologías futuras, al mismo tiempo que conseguir que el niño tenga una actitud positiva frente al tratamiento y las visitas necesarias al dentista.

Solución de problemas dentales más frecuentes

La odontopediatría se encargará de dar solución a los problemas bucodentales de los niños. Los más frecuentes son:

caries

Caries

Aunque la caries es una patología que puede darse a cualquier edad, los niños son especialmente más propensos debido a que los dientes temporales son menos mineralizados y a que su destreza motriz aún no está bien desarrollada como para efectuar un cepillado efectivo.

Es necesario en caso de caries, solucionar el problema y evitar con ello la aparición de infecciones, destrucción de los dientes temporales o extraer el diente que puede llegar a producir una complicación en la posición de los dientes definitivos.

El tratamiento más simple para solucionarlo es la obturación, eliminando el tejido dañado por la infección y restaurando la pieza dental.

traumatismos-y-perdidas-dentales-en-ninos

Traumatismos dentales

Los traumatismos dentales ocurren con más frecuencia en la edad infantil que en la adulta y pueden llegar a afectar, si no se trata adecuadamente, a los dientes definitivos.

En la mayoría de los casos los traumatismos se dan en los incisivos superiores y las secuelas además de ser visibles en el diente de leche, también pueden aparecer en el diente definitivo.

Los tratamientos que solucionan este tipo de problemas pueden ser varios, dependiendo del caso particular del paciente: desde la reconstrucción estética del diente, realizar una endodoncia y reimplantar el diente si éste se ha caído (si esto ocurre es necesario conservar la pieza caída en leche para que pueda ser reimplantada de nuevo en el niño, además, para este caso solo se aconseja reimplantar dientes definitivos).

Pérdida prematura de un diente

En caso de no ser posible reimplantar el diente, si este se ha caído antes de tiempo o ha sido necesaria su extracción, se hace necesario el uso de un mantenedor de espacio, para que el diente definitivo pueda erupcionar en la posición correcta, sin que los dientes próximos hayan ocupado su espacio.

salud-dental-en-ninos

Rechinamiento dental

Suele ser bastante frecuente, en algunos casos puede ser fisiológico y en otros producto de interferencias a la hora de morder. Es recomendable consultar con un profesional si se observa que el niño sufre este problema.

Control de erupción dental

La primera dentición comienza alrededor de los 6 meses de edad, y varía de un niño a otro. Se recomienda realizar la primera visita al odontopediatra cuando erupcione el primer diente o en su defecto, en su primer cumpleaños.

Medidas de prevención en niños

La caries es una enfermedad azúcar dependiente, por tanto, un control exhaustivo de la ingesta de alimentos azucarados forma parte fundamental en su prevención.

higiene-dental-ninos

Hábitos de higiene

Crear hábitos de higiene oral desde edades tempranas es importante.

Para ello los padres deberán enseñarles y mostrarles cómo hacerlo: limpiando las superficies externas e internas, sin olvidar las muelas y lengua, y siempre con un movimiento circular. Un niño no es capaz de realizar un correcto cepillado hasta los 8 años aproximadamente, por tanto, se recomienda que los padres repasen el cepillado hasta esta edad.

El flúor sigue siendo nuestro principal aliado en la prevención de caries, por lo que será recomendable usarlo tanto en enjuagues, pastas dentífricas u otros productos que se suministren en clínica. Es el odontopediatra quien indicará para cada niño la cantidad de flúor necesaria en pastas dentales y otros productos según su riesgo de caries.

Los niños también deben usar el hilo dental.

Alimentación

Asimismo, mantener ciertas pautas en cuanto a alimentación también es muy importante.

  • No comer entre horas.
  • Reducir la ingesta de alimentos azucarados como golosinas, bollería, cereales infantiles, galletas.
  • Evitar el consumo de alimentos pegajosos como pan de molde, patatas de bolsa.
  • Sustituir las bebidas azucaradas como zumos industriales, refrescos y bebidas de chocolates por agua o zumos
    naturales.