Sant Celoni: 93 867 58 22 · Viladecans: 93 658 84 06

El miedo de los niños al dentista, un problema que tiene solución

El miedo de los niños al dentista, un problema que tiene solución

Prestar atención a la estructura dental es un hecho que debe comenzar desde que los niños son pequeños, con el objetivo de establecer unos correctos cuidados dentales que permitan prevenir problemas futuros de salud.

Es conveniente que los niños adopten buenos hábitos bucodentales, para lo cual acudir al dentista es clave, siendo importante conocer cuándo es el momento ideal para que realicen las primeras visitas al odontopediatra.

Nuestros hijos, en ocasiones, no ven con buenos ojos acudir a una consulta dental. La realidad es que no deberían tener miedo, pues las intervenciones dentales con los pequeños suelen ser muy sencillas ya que lo común es que tengan afecciones cuyo tratamiento y solución son simples.

¿Cuáles son las causas del miedo de nuestros hijos al dentista?

El temor a acudir al dentista es un miedo irracional y que, en los niños, puede estar basado en lo siguiente:

  • El miedo de los padres. Es el principal motivo por el que pueden no querer acudir al odontopediatra. Nuestros hijos aprenden de lo que ven y escuchan y más aún si esos comportamientos los desarrollan sus padres.
  • Desconocen de que se trata. Tienen miedo a lo desconocido. No saber cómo es el proceso de atención, la manera de trabajar en una clínica dental o qué es lo que va a realizarle el experto, pueden ser una serie de factores que influyan negativamente en la predisposición de los infantes.
  • Cuando sufren algún problema en la estructura dental que les causa dolencias, no quieren visitar al dentista por miedo a que, durante el tratamiento realizado por el profesional en cuestión, se incrementen las molestias.

¿Cómo evitar el miedo al dentista?

Los padres, tenemos una labor imprescindible en la preparación de nuestros hijos para su visita al dentista, ya sea, para evitar el miedo o, en caso de tenerlo, para eliminarlo o reducirlo.

De esta forma, los consejos son:

  • Fomentar la salud dental desde etapas muy tempranas. Si les hacemos adoptar unas pautas de higiene dental en su crecimiento y tratamos el tema del odontopediatra con normalidad, influiremos enormemente en su predisposición a acudir.
  • Realizar visitas periódicas desde que son pequeños.
  • No utilizar frases que les induzcan a pensar negativamente. Frases como “No te va a hacer daño” y del estilo, pueden provocar el efecto contrario que estamos buscando.

Desde la Clínicas Dentales Vela Segalà, situadas en Viladecans y Sant Celoni (Barcelona), también ponemos de nuestra parte para que la visita de los pequeños de la casa sea lo más agradable posible. Su cuidado dental nos importa y por eso, los mejores profesionales de odontopediatría están a su disposición.